lunes, 22 de septiembre de 2014

Separación de bienes como consecuencia de la crisis

Separación de bienes como consecuencia de la crisis
El número de matrimonios que optaban por llevar a cabo una separación de bienes con posterioridad a la celebración de su matrimonio ha aumentado durante estos últimos años como consecuencia de la crisis.

Mientras que los matrimonios más recientes optaban por este régimen económico matrimonial sin inconvenientes, para los matrimonios celebrados hace unos cuantos años ello no era habitual y esta elección postmatrimonial se ha hecho con el fin de asegurar los bienes personales, en especial cuando uno de los dos cónyuges era empresario.

Para realizar esta acción es necesario que no se tengan deudas o pagos pendientes ya que, de otro modo, se podría estar incurriendo en un delito de alzamiento de bienes. Si ello no es así, hay que liquidar el régimen que ha regulado las relaciones patrimoniales del matrimonio hasta ahora en su totalidad y repartir el mismo entre los dos cónyuges con el objetivo de adjudicar a cada uno la misma parte ya que en caso de exceso habrá que tributar por el impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

El régimen matrimonial de separación de bienes supone que las partes mantienen patrimonios separados y no se genera un fondo común como sí ocurre en el régimen de gananciales.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario