viernes, 13 de junio de 2014

Impago de pensiones del cónyuge obligado

Impago de pensiones del cónyuge obligado
El impago de las pensiones es con mucha frecuencia uno de los motivos por el que una de las partes de un procedimiento de separación, divorcio o nulidad acude al juzgado posteriormente a la declaración del mismo a solicitar la ejecución de los acuerdos adoptados por tal sentencia.

Uno de los incumplimientos puede ser el constituido por el impago de pensiones por parte del cónyuge obligado a prestar una cantidad de dinero en concepto de alimentos a favor de los hijos del matrimonio o en concepto de pensión compensatoria a favor del cónyuge desfavorecido por un desequilibrio económico respecto de la situación de matrimonio.

El procedimiento para solicitar el cobro de las cantidades impagadas supone presentar ante el juez que acordó la separación, divorcio o nulidad matrimonial un escrito en el que se debe reclamar el importe impagado concretando las cantidades debidas.

Tras la reclamación, el cónyuge obligado podrá formular las alegaciones y pruebas pertinentes y posteriormente el juez deberá resolver si ha existido tal impago y fijar las cantidades que, en su caso, se devengaran a partir de ese momento. Si tras esta declaración, el obligado sigue sin hacer frente a estas cantidades el juez puede imponer una multa.